• Guennady Rodríguez

Un documento de trabajo producto de múltiples experiencias, posiciones políticas y puntos de vistas


Imagen © Autor

Durante los últimos años ha existido un continuo activismo, debate y lucha dentro de la comunidad cubana sobre cómo alcanzar un régimen político democrático en la isla. En particular, la cuestión del diálogo nacional, del diálogo con los gobernantes cubanos, de la opción revolucionaria o la transición pacífica, han sido temas y posiciones que emergen sistemáticamente en la esfera pública.


El documento “Pensando en el Futuro, Actuando en el Presente“. El cambio político, un imperativo de la historia”, que presenta el Centro de Estudios Cuba Próxima, ofrece un documento de trabajo, basado en múltiples experiencias, posiciones políticas y puntos de vistas, sobre cómo podría articularse una agenda mínima, que conduzca a la sociedad civil cubana a una mesa de diálogo y negociación donde estén incluidos delegados del gobierno en Cuba, pero tomando en cuenta condiciones elementales que permitan avanzar en una solución al conflicto nacional, entre ellas: la liberación inmediata a los presos políticos, el cese de la represión, una nueva constitución y ley electoral para los cubanos, donde puedan realizarse elecciones libres, plurales y competitivas.

Entre los grandes problemas a resolver, está devolver a los cubanos el ejercicio de la soberanía popular, así como establecer un sistema garantista de las libertades y los derechos fundamentales de los ciudadanos, sin discriminación, ni castigo por motivos de consciencia. También es fundamental el establecimiento de una comisión que permita a los cubanos reconstruir la memoria histórica y asignar responsabilidades allí donde sea imprescindible hacerlo, mediante un proceso regulado, plural y objetivo que ofrezca claridad al pueblo cubano sobre lo acontecido en las últimas décadas y permita construir un rumbo nacional en convivencia pacífica, entre nuestras legítimas diferencias de opinión.

Este documento presentado por Cuba Próxima ofrece de manera sintética, pero a la vez detallada, una visión articulada sobre los objetivos que podrían perseguirse de manera objetiva en una mesa de trabajo ciudadana. Corresponde a la sociedad civil cubana valorar y hacer suyos los presupuestos que considere apropiados, o rechazar los que no.


En mi criterio, es una hoja de ruta para una negociación nacional y para medir objetivos alcanzables a corto y largo plazo en pos de la democracia. Por otra parte, este documento no excluye alguna acción de posicionamiento cívico de los ciudadanos, ni su uso del espacio público para expresarse o manifestar sus aspiraciones democráticas, con tanta intensidad y por el tiempo que consideren apropiado, o de la forma pacífica que sus conciencias les dicte, con el objetivo de garantizar la paz social entre los cubanos durante las generaciones por venir. El accionar cívico de denuncia, protesta y expresión, puede ir en paralelo al trabajo de mesa de organizar una transición hacia un régimen para todos los cubanos, esto es, un gobierno regido por métodos democráticos y no por dogmas ideológicos y excluyentes.

Es responsabilidad de todos los cubanos, asegurarnos que la nación y la isla sean una gran madre para todos sus hijos y que la convivencia democrática y pacífica sean la regla de su existencia.





Descargar PDF documento “Pensando en el Futuro, Actuando en el Presente”

“Pensando en el Futuro, Actuando en el Presente”
.pdf
Download PDF • 392KB



0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo