• Pío E. Serrano

No será válido un diálogo que ignore el espontáneo grito de “Libertad”

Pío E. Serrano, escritor y editor, responde a Cuba Próxima sobre el 11-J


1- ¿Cuál ha sido el significado de las protestas del 11-J para Cuba y el gobierno?

Estas protestas significan para una parte importante del pueblo cubano el trazado de una línea roja que invalida cualquier tipo de diálogo o encuentro con quienes ignoren el espontáneo grito de "¡Libertad!" de una parte importante de la sociedad cubana, dentro y fuera de la Isla. Y para el gobierno, haber recibido el rechazo más explícito y terminante desde 1959.

2- Cuáles son las motivaciones y las causas del 11-J?

A estas alturas, las causas y las motivaciones ya poco tienen que ver con la escasez, la falta de electricidad y agua, el fracaso sanitario ante la epidemia. En realidad, se trata de un sumatorio que las encierra todas, pero que las desborda para convertirse en un "basta ya" al régimen mismo.


3- ¿Cómo evalúa la respuesta del gobierno cubano y su interpretación de estos sucesos?

Como no podía ser de otra manera, el gobierno, representante del régimen, respondió torpemente con la fuerza. Seguramente, comprendió que las protestas eran algo nuevo y que ya no podrían acallarlas con las habituales e insulsas promesas imposibles de cumplir. Por otra parte, el gobierno dejó ver en sus intervenciones posteriores la falta de liderazgo de sus representantes y la vacuidad de sus discursos.


4- ¿Qué criterios predominan sobre el 11-J en la opinión pública nacional e internacional?

El criterio predominante es el de que, si bien no conseguirán derribar al régimen de inmediato, sí han dejado la impresión de sus justas reclamaciones, de la fragilidad y el temor del gobierno y que se han convertido en el preámbulo de nuevos sacudimientos de consecuencias todavía imprevisibles.


5- El 11-J estremece la nación, devasta los frágiles soportes del inmovilismo oficial, desatada odios y coloca a Cuba al borde de una guerra civil; condición en la cual no debe permanecer el país. ¿Cómo deben actuar el gobierno, la oposición democrática y la sociedad civil para un cambio sociopolítico que además implique una reconciliación nacional?

El gobierno tiene que disolverse; la oposición democrática real y la sociedad civil en la calle saben que no habrá reconciliación nacional sin una previa reconstrucción nacional que excluya presencia alguna de los representantes del gobierno.


0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo